Home
  • Home
  • Los lugares más extraños en dónde se puede conseguir conexión Wi-Fi

Los lugares más extraños en dónde se puede conseguir conexión Wi-Fi

6 Septiembre 2017 Curiosidades


Gracias a la tecnología y a los avances humanos, lugares remotos del planeta ofrecen a turistas y a personas locales la posibilidad de conectarse a Internet y a sus redes por más alejados que se encuentren de los lugares comunes. Conoce estos remotos sitios que ofrecen conexión Wi-Fi:

1. El Monte Fuji, Japón

En el monte Fuji, en Japón, los turistas pueden disfrutar de un servicio gratuito de conexión wifi en su ascenso a la cima, a 3.776 metros de altura. El gobierno de Japón facilitó la conexión a Internet en este lugar remoto, para que los visitantes puedan hacerse selfies para colgar en Facebook o Instagram pero también hacer llamadas de emergencia o recibir alertas meteorológicas.

La conexión está disponible en “hotspots” distribuidos por la ruta de ascenso y descenso y será gratuita durante las 72 horas siguientes a la primera conexión.

2. El Monte Everest, Asia

Aquí está probablemente la zona Wifi más alta del mundo. Funciona desde 2010 y está situada en el último campamento base antes del ascenso final al Everest, que es más que el doble de alto que el Monte Fuji, con 8.848 metros.

En 2010 la empresa nepalesa de telecomunicaciones Ncell instaló el primer servicio en 3G distribuido en varias zonas de wifi durante la ruta de ascenso, la última en el campamento base que está a unos 5.300 metros de altura. Y en 2013 las compañías Huawei y China Mobile ofrecieron una conexión de alta velocidad en 4G.

3. En el espacio

Pero la conexión a internet a mayor distancia del suelo está en la Estación Espacial Internacional. Los tripulantes no utilizan Wifi propiamente sino que se conectan remotamente a una computadora en la Tierra que pueden controlar desde el espacio. Así es como twitean y cuelgan fotos en las redes sociales, además de todo lo demás que fueron a hacer al espacio.

4. En el Polo Norte

Es uno de los lugares más fríos de la Tierra pero cuenta con una zona wifi desde 2005. La instaló Intel en el campamento de Barneo, que está sobre un casquete de hielo situado aproximadamente a unos 80 kilómetros del Polo Norte real, aunque su ubicación exacta varía según el movimiento del hielo.

Se instaló por primera vez en 2002 y está financiada por la Sociedad Geográfica Rusay. La zona Wifi utiliza el equipo Centrino de Intel, que según la compañía puede funcionar en circunstancias extremas.

5. Algunos cementerios, como el de Oak Grove en Paduch, Kentucky, EEUU

En algunos cementerios, se usa para ayudar a los visitantes con información sobre genealogía. Además, algunas empresas han empezado a pegar códigos QR en las lápidas de sus clientes para que los visitantes puedan escanearlos y acceder a información sobre quién está enterrado allí.