AL AIRE
Formula 104 Reproducción sin pausa de los éxitos más importantes del momento.
Home
  • Home
  • Emisora Ondas del Tonusco

Emisora Ondas del Tonusco

29 Octubre 2018 Antioquia


Si la información que sigue pudiera ser verificada, serviría para escribir de nuevo el primer capítulo de la historia de las radios comunitarias en América Latina: la primera emisora comunitaria habría sido fundada en 1946, en Santa Fe de Antioquia (Colombia), y habría funcionado durante 16 años hasta 1962. Esto es lo que afirma su fundador, Don Julio Duque, aunque no quiere hablar mucho del tema. Visitamos a este pionero a principios de julio en la tienda de tela y ropa que mantiene en la esquina de la catedral, en la plaza de Bolívar de Santa Fe. Nos recibió vestido de blanco, como siempre, y durante la conversación le restó importancia a su papel histórico en la creación de la radio comunitaria, aunque otras personas que lo conocen se han referido al carácter innovador de aquella experiencia.

El historiador Benjamín Pardo Londoño, citado en el blog Conexión Occidente, llega incluso a afirmar que ya en la segunda parte del decenio 1930-1940 había funcionado la emisora Ondas Santafereñas, dirigida por Bernardo Herrera, y sugiere que desde inicios de la década del 1950, fue Julio Duque, “el genio de blanco”, quien hasta hoy, “a través de su talento, ha contribuido a que la radio esté en este lugar de privilegio en la ciudad, a través de su asesoría y sabios consejos”.

Queda pues, como asignatura pendiente para mis colegas colombianos investigadores de la comunicación, indagar sobre ese dato histórico.

Hoy, en 2012, Santa Fe de Antioquia tiene su emisora comunitaria, Ondas del Tonusco, legalizada por las disposiciones que favorecen el reconocimiento legal de los medios comunitarios de Colombia. El 25 de abril de 1997 la emisora, antes llamada Radio Ciudad de Antioquia, se convirtió jurídicamente en Ondas del Tonusco, mediante la resolución 2254 del Ministerio de Comunicaciones.

Los fundadores de Ondas del Tonusco establecieron ciertos principios para el funcionamiento de la radio. En la descripción de su “misión” señalan que “está dedicada al fortalecimiento de las dinámicas culturales, educativas, sociales, recreativas y deportivas de la comunidad, mediante programas radiales orientados a la construcción de ciudadanía”. En su “código ético” subraya los compromisos de honestidad, confidencialidad, independencia y libertad de la emisora. En cuanto a sus funciones ciudadanas, destaca su intención de impulsar los derechos de la infancia, y los temas relacionados con las poblaciones desplazadas por la guerra y los de medio ambiente.

En ausencia de Pedro Girón, gerente de la emisora, conversamos con el locutor Rubén Darío Hernández, y con Cecilia Girón, la administradora de la radio, sobre el papel comunitario que cumple la emisora. Todos los domingos, por iniciativa de Carlos Muñoz y del arquitecto Felipe Pardo, la radio transmite en vivo el programa “El Opinómetro” en los barrios o algún parque de la ciudad; se trata de un programa sobre temas urbanos, donde cualquier pasante puede intervenir. El tono crítico y de vigilancia ciudadana de este programa radial, lo hace popular entre la población y las autoridades se toman el cuidado de escucharlo.

Ondas del Tonusco tiene programas de interés social y de interés público como “Despiértese con alegría”, “Contacto Directo”, “Fonda en Fonda”, “Guascas a todo dar”, “Tiempo Joven” y “Pedagogía y Cultura”, entre otros. Y música, mucha música.

Aunque en el año de 1998 ya se habían dado algunos pasos para la creación de un informativo local, fue el 5 de febrero de 2007 cuando nació el primer informativo radial conducido por Félix Antonio Padilla, con el acompañamiento en locución de Yaneth Padilla y Julio César Palacio Villa. “Conexión occidente” se ha transmitido todos los días a partir de las seis de la tarde, con una cobertura que llega a los municipios vecinos del occidente medio antioqueño.

Santa Fe, la antigua capital de Antioquia, es una pequeña ciudad con una gran historia. Fundada inicialmente en 1546 por el capitán español Jorge Robledo, recibió el estatuto de capital de la gobernación de la provincia de Antioquia en 1584, por disposición de Felipe II. La ciudad tuvo momentos estelares cuando Antioquia se proclamó estado independiente en 1813, o cuando se sancionó en ella la Ley de Libertad de los Esclavos, en 1814.

De aquel pasado de grandeza, quedan antiguas casas de arquitectura colonial neoclásica o neogranadina convertidas a veces en hoteles, como el Hotel Caserón Plaza, que fue en su mejor tiempo la casa del gobernador. Allí me tocó alojarme, sobre la plaza y frente a la catedral.

En otra casa de estilo colonial está el Museo Juan del Corral, que alberga obras de arte colonial, muebles y objetos de la época republicana y también exposiciones temporales de arte contemporáneo, como la de Ethel Gilmour (1968-2008), una pintora norteamericana que vivió muchos años Colombia.

Como quiera que se trata de una ciudad agradable por su aspecto y por su clima, es uno de los destinos de fin de semana de los habitantes de Medellín, pero además, es la sede del Festival de Cine de Santa Fe de Antioquia, un festival internacional que cada año anima el realizador Víctor Gaviria. En años recientes, el festival le ha dedicado sus ediciones a presentar el cine mexicano, cine español, francés y africano. Completamente integrado a la vida de la pequeña ciudad, el festival se desarrolla en espacios públicos, abierto a todos.