La 104.4

AL AIRE

Current track

Title

Artist

ESTAMOS PRESENTANDO:

Con Vos

9:00 am 10:00 am

ESTAMOS PRESENTANDO:

Con Vos

9:00 am 10:00 am


El Ho’oponopono: Todo sobre esta milenaria técnica espiritual

Por: en julio 8, 2021

¿Qué es el Ho’oponopono?

El Ho’oponopono (hoponopono, hooponopono o como quiera que se escriba), es una técnica sanadora espiritual, mental y emocional procedente del antiguo Hawai que nos sirve para resolver problemas existentes en nuestra vida. Dicen que data de hace más de 5.000 años.

Podríamos decir que se convierte en una filosofía de vida centrada en el amor, para traer paz interior y equilibrio a través de la sencillez de sus técnicas.

Ho’oponopono significa hacer lo correcto corregir un error. Pero… ¿Cuál es el error que tengo que corregir? Lo veremos un poquito más adelante, paciencia.

Dicen que hace muchos siglos los primeros habitantes de Hawai ya solían practicar el Ho’oponopono para mejorar su vida.

En el antiguo Hawai cuando se producía un conflicto entre familias, todos los miembros de la misma se juntaban para fortalecer la convivencia bajo la dirección de un chamán o kahuna anciano (también llamado guardián del secreto)  y hasta que no se alcanzaba el perdón total por parte de todos los miembros, no finalizaba la reunión. Esto se hizo así durante siglos.

El ho’oponopono parte de la base de que la raíz de la causa de todas las situaciones problemáticas que tenemos en nuestra existencia están producidos por memorias heredadas de genéticamente a nivel de consciencia y patrones equivocados que circulan por nuestro subconsciente.

Nuestra mente nunca para, está constantemente viajando al pasado y al futuro de manera compulsiva. La repetición de recuerdos es constante, mañana tarde y noche. Y si estos son buenos, pues maravilloso, pero si son negativos, tenemos un problema.

Si queremos cambiar esos recuerdos o memorias negativas, primero debemos vaciar para poder llenarlos de amor, alegría y positivismo.

Podemos decir metafóricamente que Ho’oponopono  significa pulsar la tecla de borrar en nuestro disco duro emocional y espiritual. Reseteamos de esta forma dolor y errores anclados en nuestra alma desde antes que viniésemos a este mundo.  Vaciamos de memorias, patrones y emociones nuestro subconsciente y conectamos con nuestra paz interior.

El ho’oponopono, es un método de sanación que parte de nuestro ser interior y abarca a todo el Universo. La premisa inicial es que todo el universo es una unidad, por lo que somos responsables de todo lo que ocurre en el.

Esta afirmación es compleja de entender; ¿Soy responsable de lo que otra persona en el otro lado del mundo está haciendo? Pues si. Difícil de asumirlo ¿verdad?

Aquí entran en juego nuestras creencias y el ADN espiritual de cada uno. Llegar a aceptar ese concepto te puede traer muchos dolores de cabeza, como le ocurre a muchos. Solo reflexionando desde nuestra más profunda esencia, rebosantes de paz interior y humildad podemos llegar a aceptarlo. Quizás entenderlo en profundidad sea para otro capitulo. O para otra vida.

El ho’oponopono significa que voluntariamente nosotros, para ayudar a otras personas, decidimos si aceptamos esa responsabilidad para sanar la situación. Aunque no somos los únicos responsables, que quede esto bien claro.  Cada uno de nosotros decidimos si queremos hacerlo o no. Nosotros decidimos.

Y se trata de responsabilizarnos sin echar la culpa a terceros. Somos nosotros los que tenemos que cambiar, no los otros. Cambiando nosotros cambiarán los demás.

Genenticamente hemos ido heredando de nuestros antepasados patrones, actitudes, formas de pensar y de hacer las cosas  e incluso comportamientos. Y  algunos de ellos no son nada saludables. Tenemos problemas sin resolver que se van heredando por cada generación familiar. Es aquí donde el Ho’oponopono aparece y se convierte en el bisturí perfecto para realizar ese borrado emocional o espiritual.

Según su funcionamiento interno se dice que lo que elimine o limpie en usted se habrá borrado en siete generaciones anteriores y siete generaciones posteriores.

Cuando somos capaces de resetear y vaciar de nuestra esencia y nuestro subconsciente eso que nos está perjudicando, nuestra vida se vuelve más perfecta y armoniosa. Hemos conseguido atraer energía positiva a nuestra vida.

Limpiamos porque queremos ser felices, libres de ataduras con el pasado negativo, porque ya sufrimos suficiente. Es hora de reencontrarnos a nosotros mismos, de vivir y disfrutar de la vida, de amarnos y aceptarnos tal cual somos.

Quizás las situaciones que no nos agradan sigan estando ahí, pero seremos nosotros los que habremos cambiado y enfocaremos de una mejor manera las mismas, cambiando a mejor la forma en la que nos afectan.

Lo realmente fundamental y poderoso del proceso de Ho’oponopono, es que se trata de un camino directo a nuestra paz interior, a la calma total dentro de nuestro ser. Lleno de amor.

El Ho’oponopono trabaja en profundidad en la sanación de nuestro karma. En transformarlo en positivo para nuestra vida y la de los demás.

¿Cuál es la técnica de Ho’oponopono?

Se centra en dos pasos muy sencillos de llevar a cabo.

1. Asumir la responsabilidad del hecho que queremos sanar.

Por ejemplo, si queremos ayudar a alguien que está enfermo, asumimos la responsabilidad de su enfermedad. Reconocemos abiertamente que estamos todos unidos y que, por lo tanto, somos responsables.

2. Pedir al Universo que sane lo que existe en nosotros que ha causado esa situación.

Podemos pedírselo a Dios, al Universo o a quién se desee, lo importante es que lo haga con todo su ser desde la humildad.

¿Cómo se hace la terapia de ho’oponopono?

La práctica del ho’oponopono es muy sencilla, siempre que se haga desde el corazón. Los conceptos básicos para realizar este proceso son el arrepentimiento, el perdón, el agradecimiento y el amor.

En nuestro día a día, cada vez que tengamos delante nuestro una situación que genere dolor o sufrimiento para alguien, asumiremos la responsabilidad de la situación y nos dirigiremos al Universo (o a Dios, la elección es suya) y le diremos:

Perdóname y sana lo que hay en mí que ha causado esta situación.

Como ves es tremendamente simple y sencillo. No hace falta que nos compliquemos mucho más.

Pero si queremos dedicarle más tiempo, también podemos desarrollar un trabajo más profundo delimitando la situación a trabajar y entrar en contacto con nuestra mente subconsciente y supraconsciente. Se trata de buscar un momento en el que nos podamos dedicar en calma y tranquilidad un rato para nosotros, coger lápiz y papel  realizar muchas preguntas que apunten a nuestra mente:

  • ¿Qué tengo yo que me relacione con este problema?
  • ¿Qué hay dentro de mi que pueda generar esta situación?
  • ¿Cuáles son los patrones mentales y emocionales que repito habitualmente?
  • ¿Que conductas son repetitivas en mi?
  • ¿Qué memorias hay relacionadas?
  • ¿Cómo suelo actuar en estas situaciones?
  • ¿Mi forma de actuar resuelve el problema?
  • ¿Qué opino acerca de mis respuestas anteriores?
  • ¿He descubierto algo que desconocía?
  • ¿Cómo me siento al respecto? ¿Cuáles son mis sentimientos?
  • ¿Qué puedo hacer para mejorar esta situación?
  • ¿Cuál es mi plan de acción?

Una vez realizado este trabajo, pasaremos al siguiente paso:

Lo siento, perdóname, gracias, te amo: Las cuatro palabras sanadoras del Ho’oponopono ¿Qué significan?

Decir tanto en voz alta como en nuestra mente esta mágicas palabras sanadoras del Ho’oponopono nos permitirá verbalizar el proceso, conectando emociones, corazón y mente con la realidad que queremos resolver. Cuanto más las sintamos en nuestro interior, más fuerza tendrán.

Analicemos cada una de ellas:

Lo siento. 

Es la forma de hacernos responsables frente a la situación que queremos curar. Diciéndolo liberamos esa carga del pasado, esa memoria dañina o errónea que está instalada en nosotros y que queremos dejar atrás.

Perdóname

Se trata de pedir perdón por arrastrar durante tiempo y sin dejarlas ir todas esas memorias erróneas que habitan en nosotros y que han creado nuestra realidad. Nuestro nivel vibratorio se equilibrará en cuanto marchen.

Gracias

Aunque parezca complicado de aceptar, vamos a dar las gracias a todos esos errores instalados en nosotros, por haberse manifestado en esa situación, problema o experiencia que la vida a puesto delante nuestro y de esta forma facilitarnos la oportunidad de limpiarlas.

Te amo

El amor es la fuerza más poderosa del Universo. El amor es capaz de transformar todo. Le decimos a nuestras memorias que las amamos  y las liberamos de esa situación. Así de poderoso. Así de sencillo.

Como ves el enfoque es muy parecido al que Jesucristo defendía, es decir utilizar el amor para resolver los problemas que tenemos con situaciones o personas que nos dañan, lastiman o hieren.

¿Recuerda lo de poner la otra mejilla? Era la actitud que defendía Jesús frente a la ley del Talión, es decir ojo por ojo, diente por diente. En definitiva utilizar el amor, como propugna el Ho’oponopono.

Una última cuestión ¿Cómo meditar con Ho’oponopono?

Como ha podido comprobar, el sistema para aplicar el ho’oponopono es muy sencillo.

Sin embargo, existen tres reglas indispensables para poner en práctica esta metodología.

La primera es utilizarlo siempre, no sólo cuando aparecen los problemas.

La segunda es hacerlo con fe. Repitiendo las herramientas una y otra vez. La fe es fundamental para usar el método sin cuestionarlo.

La tercera es no usar el intelecto. Si en Ho’oponopono utilizamos el pensamiento racional, el proceso se interrumpe. Debe ser el corazón y la intuición los que guíen el proceso.

Para finalizar tiene una poderosa meditación y relajación que le ayudará a adentrarse en el fascinante mundo del ho’oponopono. Busque un sitio cómodo y ¡disfrute!

Recuerde que somos nosotros los que decidimos si queremos salir de nuestra zona de confort. Es en este área de comodidad, donde repetimos las situaciones en las que nos hemos quedado atrapados debido a traumas del pasado, a los que nos quedamos encadenados por una emoción de culpa, miedo o resentimiento.

Si asumimos con libertad nuestra responsabilidad, quizás sea el momento de probar a dejar atrás esos errores en nuestra memoria genética probando como funciona el ho’oponopono en nuestra vida… ¿Le damos una oportunidad? Dársela es también abrir una puerta al amor puro ¿No cree?

Recuerde: repitase siempre; lo siento, perdóname, gracias, te amo.

Fuentes Consultadas: Web Consultas